Opciones de alivio para la remoción

Enfrentarse a la amenaza de la deportación durante un proceso de remoción es una de las posibilidades más estresantes y aterradoras para cualquier persona que viva en los Estados Unidos. Todo su futuro, así como el de su familia, está en juego. Necesitará un abogado de inmigración experimentado y agresivo que luche por su permanencia en los Estados Unidos. Es posible que pueda solicitar una o más opciones de alivio para la remoción.

Numerous forms of relief from removal exist, including:

1. Fianza de inmigración:

Un ciudadano extranjero bajo arresto podría ser puesto en libertad dependiendo de su historial criminal y de deportación, así como de su actual estatus de inmigrante, siempre que no exista riesgo de huida y no presente un peligro para la sociedad.

2. Cancelación de remoción para residentes legales permanentes:

Si usted es un residente legal permanente, es posible que pueda permanecer en los Estados Unidos si ha sido residente legal permanente durante cinco años, ha residido en los Estados Unidos de forma continuada durante siete años tras haberle sido concedido cualquier estatus y no ha sido condenado por ningún delito grave.

3. Cancelación de remoción para residentes legales permanentes:

Esta opción de alivio brinda el estatus de residente legal permanente a un inmigrante indocumentado si es otorgada por un Juez de Inmigración. Usted podrá solicitar la cancelación de la remoción si ha vivido en los Estados Unidos durante más de diez años, ha llevado una buena conducta moral durante ese tiempo y tiene un progenitor, cónyuge o hijo que sea ciudadano estadounidense y que pudiera sufrir dificultades excepcionales y extremadamente inusuales si usted fuera deportado.

4. Ajuste de estatus:

Usted podría convertirse en residente legal permanente mediante un ajuste de estatus si reúne los requisitos para recibir un visado, puede optar a la residencia permanente en los EE. UU. y hay un visado de inmigrante inmediatamente disponible para usted en el momento de presentar su solicitud.

5. Asilo, retención de la remoción o protección según la Convención contra la Tortura:

Si teme volver a su país, tal vez pueda solicitar Asilo en los Estados Unidos si ha sufrido persecución en el pasado o puede justificar un temor bien fundado a una futura persecución por motivos de raza, religión, nacionalidad, opinión política o pertenencia a un determinado grupo social. Debe concederse la retención de la remoción si puede justificar una clara probabilidad de perjuicio demostrando que es más probable que improbable que, de ser deportado, usted vaya a ser víctima de persecución por motivos de raza, religión, nacionalidad, opinión política o pertenencia a un determinado grupo social. Se concederá la protección según la Convención contra la Tortura si usted puede demostrar que es más probable que improbable que, de ser deportado, usted vaya a ser víctima de tortura por cualquier motivo.

6. Facultad Discrecional:

La Facultad Discrecional es una solicitud de permiso para permanecer en los Estados Unidos, a menudo a pesar de no poder acogerse a ninguna opción concreta de alivio para la remoción. Este tipo de solicitud se presenta ante el Fiscal del Estado, en lugar de ante el Juez de Inmigración. Es un ejercicio favorable de facultad discrecional el declinar el enjuiciamiento basándose en la totalidad de las circunstancias que demuestran que su remoción no serviría a los intereses de los Estados Unidos.

7. Salida voluntaria:

Si bien desafortunado, a veces el único recurso disponible es solicitar el privilegio de la salida voluntaria en lugar de la deportación. Si se le concede, el Juez de Inmigración le permitirá abandonar voluntariamente los Estados Unidos en un plazo, por lo general, de 60 o 120 días. Sin embargo, el beneficio de la salida voluntaria es que le permite evitar las posibles consecuencias negativas de una orden de remoción y puede hacer que le sea más fácil regresar a los Estados Unidos legalmente en el futuro.


 

Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (“DACA”)

El 15 de junio de 2012, el Secretario de Seguridad Nacional anunció que algunas personas que llegaron a los Estados Unidos siendo niños y que cumplan una serie de pautas pueden solicitar la consideración de acción diferida durante un periodo de dos años (con posibilidad de renovación) durante los cuales podrán solicitar un permiso de trabajo.
Para poder optar a la DACA, es necesario haber tenido menos de 31 años el 15 de junio de 2012, haber entrado en los Estados Unidos antes de cumplir los 16 años, haber vivido en el país desde el 15 de junio de 2007 hasta la actualidad y no haber sido condenado por ningún delito grave, un delito menor con agravantes o tres o más delitos menores. Además, debe estar matriculado en la escuela, haberse graduado en la escuela secundaria, haber obtenido un certificado de desarrollo de educación general (GED) o haber servido en el ejército.